Para mejorar la vida útil de un balcón, no hay nada mejor que un toldo. Gracias a la instalación de un buen toldo podremos salir siempre al balcón, en situaciones que de otro modo sería mucho más desagradable por condiciones como por ejemplo la climatología. Además de esto, es mucho más sencillo desarrollar todo tipo de actividades, como por ejemplo leer un libro o simplemente pasar la tarde disfrutando del aire libre. No es nada sencillo elegir un toldo acertado y más teniendo en cuenta todos los toldos para balcones que existen, vamos a repasar algunos consejos a tener en cuenta para la hora de elegir un buen toldo.

Los materiales

Independientemente del presupuesto que te quieras marcar para tu toldo, del tamaño del mismo, del tipo de toldo que sea o de cualquier otra variable, la calidad del material debería de ser innegociable. Esto es debido a que un toldo, evidentemente, se encuentra todo el tiempo en el exterior, por lo que todas sus partes van a estar expuestas tanto al viento, como al sol, la lluvia, el frío… en definitiva, toda una serie de agentes climatológicos peligrosos que con el tiempo lo irán desgastando poco a poco. Evidentemente como todo, tendrá una duración limitada en el tiempo pero desde luego, cuanto mejores sean los materiales, esta duración será mucho más larga y por lo tanto, el toldo se amortizará mucho más.

Por el contrario, si decidimos ahorrar algo de dinero y comprar un toldo de una peor calidad, seguramente acabe deteriorándose más pronto con el tiempo, perdiendo el color o cualquier otro tipo de problema, lo que nos hará tener que comprar un toldo de nuevo, por lo que supondrá un gasto doble que bien podríamos haber evitado.

Tener en cuenta la funcionalidad

Existen un montón de tipos diferentes de toldos. Vamos a dar por sentado como en el punto anterior, que estamos hablando de toldos de buena calidad, por lo que hay que buscar un aspecto que nos incite a comprar uno u otro. En este caso, lo que tenemos que tener en cuenta, es la funcionalidad del mismo, es decir, lo que esperamos del toldo.

Podemos elegir un toldo de mayor o menor tamaño, dependiendo de la proporción que queramos cubrir del balcón o podemos tener también en consideración otros aspectos que puedan hacer que nuestro toldo resulte más apropiado en una determinada terraza, como por ejemplo el color. Tener en cuenta a estos toldos como elemento decorativo es algo bastante importante si queremos por ejemplo buscar un color que combine bien con las ventanas o por el contrario preferimos un toldo que sea mucho más discreto. En definitiva, antes de elegir el toldo, es recomendable tener bastante claro lo que buscamos y no decidir sobre la marcha. De esta forma, el proceso de elección será mucho más adecuado y seguramente estaremos exentos de cometer errores durante su elección.
Que tiene toldo balcón

Extras del toldo

Como te puedes imaginar, dentro de esta gran cantidad de toldos que existen, también existen una gran variedad de funciones. Algunas de estas funciones son propias de toldos de una clase un poco más elevada, mientras que otras, son simplemente meras decisiones o preferencias por parte de los usuarios. Una de las decisiones que podemos tomar, es por ejemplo si queremos incluir un cofre en el toldo. Si por ejemplo vamos a utilizar el toldo en contadas ocasiones, si lo recogemos dentro de un cofre el toldo quedará mejor resguardado con el paso del tiempo.

Existen más extras aparte del cofre del toldo y hoy en día, una de las que tiene más éxito, es la parte de la domótica. En este sentido, podemos encontrarnos con toldos que se recojan o se desplieguen simplemente pulsando un botón, por lo que es mucho más sencillo y requiere mucho menos esfuerzo el poder colocarlos o recogerlos a nuestro antojo. Además de esto, podemos encontrar aparatos de domótica que hagan esto de forma automática y que detecten que cuando más fuerte está el sol, el toldo se despliegue sin necesidad de darle la orden. Esto es especialmente importante si por ejemplo estamos durmiendo y se nos hace de día y queremos aguantar un poco más de tiempo sobre la cama, que el toldo de forma automática se despliegue y nos permita seguir descansando sin molestarnos.

La elección de la tela

No podíamos terminar el artículo sin hablar sobre la tela, sin duda uno de los aspectos más importantes de cara a la elección de un toldo. Más allá de todo el mecanismo sobre el que se sostiene el toldo, lo que realmente nos ofrece la sombra y lo que mejora la vida útil de nuestro balcón, es la tela del toldo. En este sentido, el color de la tela influye en gran medida en la utilidad del toldo. Cuando estamos ante una tela más oscura, más porcentaje de rayos filtraremos, aunque también será mayor la oscuridad que tendrá el balcón.

El precio

Por último, el precio, uno de los aspectos que más condicionan la elección del toldo. Pese a que tengas un presupuesto limitado, siempre te vamos a aconsejar que tengas como mínimo presente estos puntos anteriores. Todos y cada uno de los párrafos que hemos dedicado a este artículo, son una solución perfecta para poder disfrutar de un toldo de calidad. Aspectos que se pueden extrapolar a todos los tamaños o tipos de toldo, por lo que si quieres asegurarte el contar con un toldo de garantías, si tienes en cuenta todos estos aspectos anteriores, estamos seguros de que lo tendrás.