Uno de los elementos más sencillos con los que puedes contar y que te permitirá mejorar en buena medida la utilidad de tu balcón, son los toldos para balcones. No importa el tipo de balcón que tengas, ya que existen toldos de todas las medidas en diferentes modelos, por lo que si estás buscando una funcionalidad en concreto o una solución en particular, hay un toldo hecho a la medida para cada balcón, por lo que no habrá ningún problema. Instalar un toldo en un balcón ofrece muchas ventajas que vamos a detallar a continuación para que puedas conocer, de qué forma tan sencilla puedes mejorar tu hogar.

El sol, deja de ser un problema

Pese a que parece un aspecto bastante evidente, la principal función del toldo es la de prevenir la entrada de sol en el domicilio. Esto es especialmente de agradecer en verano que es cuando el sol tiene más fuerza y también es un problema bastante frecuente en aquellas casas que se encuentran orientadas al sol. De esta forma, gracias a los toldos, podremos cubrir en cierta medida esta luz del sol, haciendo que el ambiente de la propia estancia cubierta sea mucho más agradable, tanto por la temperatura, como por la visibilidad.

Por norma general, los balcones suelen ser bastante amplios, por lo que cuentan con varias cristaleras, incluso siendo posible el acceso al mismo desde varios puntos. Esto quiere decir, que con un buen toldo lo suficientemente amplio, estaremos cubriendo las necesidades de todas aquellas habitaciones que tengan acceso al balcón. Por lo demás, por obvio que también resulte, estaremos mucho más cómodos bajo la sombra de un buen toldo en nuestro balcón, que estando al aire libre sin protección cuando hace mucho calor. En un día caluroso, sin toldo, resultaría una auténtica locura el estar afuera en el balcón mientras que bajo la sombra de un toldo, se puede estar muy a gusto disfrutando del buen tiempo.

La protección de los toldos

Otro aspecto bastante interesante con el que suelen contar los toldos, es que estos, al detener sobre sí mismos los rayos del sol, evitan que pasen los rayos UV que son los más peligrosos de este. Estos rayos, son característicos por acabar “comiéndose” la pintura o los muebles, ya sea decolorando o estropeando el estado de los mismos.

Muchas personas piensan que la protección ante el sol solo se tiene que llevar a cabo cuando uno va a la playa o a la piscina con cremas bronceadoras. Sin embargo, todas estas incógnitas se pueden despejar dejando cualquier objeto de color al sol durante unos cuantos días, para que rápidamente veas el efecto del mismo y ver como se termina decolorando y deteriorando con el paso del tiempo. Gracias a la instalación de un toldo, podremos tener todo tipo de objetos de una forma más segura en nuestro balcón, por lo que no tendremos que sufrir si tenemos por ejemplo una silla de jardín en el mismo o nos hemos dejado un libro encima de la mesita. La mejor forma de disfrutar del buen tiempo, es estar a gusto con el calor, pero sin sufrir los problemas derivados del sol.
Ventajas Toldos Balcón

Ahorro energético

Por extraño que parezca, la instalación de un toldo ayuda al ahorro energético. Esto es bastante sencillo y es que al bloquear los rayos del sol y proporcionar sombra al hogar, estaremos evitando que aumente también la temperatura del mismo. Que nuestra casa cuente con varias zonas a la sombra, hará que no se sobre calienten en una gran medida y que sea mucho más agradable la estancia en el interior. Por el contrario, si no tenemos un toldo, es más que probable que la temperatura en el interior aumente durante los días más calurosos y se conecten aparatos de aire acondicionado o ventiladores, con el consiguiente gasto energético. La instalación de un toldo previene todo esto, por lo que hará que nuestras facturas en la luz durante el verano, sean mucho más económicas gracias al ahorro que nos supondrá, el evitar conectar todos estos aparatos.

La privacidad

Otro de los aspectos interesantes de un toldo, es la privacidad que estos ofrecen. Muchas personas no disfrutan de su balcón debido a que se encuentra a una altura inferior que otros pisos y no les gusta que les observen desde otros lugares un poco más elevados. Esto es verdaderamente una pena y un problema puesto que se sienten cohibidas de estar disfrutando en su propia casa, cuando les gustaría estar afuera aprovechando el buen tiempo. Todos estos problemas se acaban con la instalación de un toldo.

Gracias a estos toldos, no solo nos encontraremos mucho mejor bajo su cobijo si no que tendremos toda la intimidad necesaria como para llevar a cabo cualquier actividad que queramos, como si queremos comer o echarnos un sueño en el exterior con el buen tiempo. La instalación del toldo evitará las miradas de estos curiosos y nos sentiremos mucho más cómodos bajo su abrigo.

Elemento de decoración

Por último, las nuevas tendencias y diseños en cuanto a toldos se refiere, suponen también un elemento de decoración bastante importante. Hoy en día te puedes encontrar con todo tipo de diseños, colores y funcionalidades, haciendo que el toldo quede realmente bien en tu pared o que haga juego con el color de las ventanas o cualquier otro aspecto que queramos resaltar con el mismo. Además de esto, los toldos suelen ser bastante fáciles de maniobrar y muy cómodos a la hora de recoger, por lo que podrás desplegarlo o guardarlo cuando más te interese, sin llevar a cabo ningún tipo de esfuerzo. Ya no hablamos de si se trata de un toldo eléctrico en donde la única dificultad que tendremos, será la de apretar un botón. En definitiva, un toldo es un elemento bastante útil en nuestro hogar y que nos puede servir para sacar un mayor partido al mismo, tanto para el balcón, como para el resto de las habitaciones que cobija.