Elegir entre la gran variedad de toldos para terraza no siempre resulta sencillo, y es que existen tantas opciones que decantarse por una puede resultar abrumador. Los toldos ayudan a regular la entrada de luz natural desde el exterior y a disminuir la temperatura en los días más cálidos del verano, pero siempre surge la duda a la hora de comprar uno sobre qué tipo de toldo se ajusta mejor a nuestro espacio. 

En este post te hablamos sobre las ventajas e inconvenientes de dos tipos de toldo muy comunes: el toldo cofre frente al toldo clásico convencional.

Diferencias entre toldo cofre con respecto al toldo convencional

Para entender la diferencia entre toldo cofre y otro más convencional es necesario que describamos a qué nos estamos refiriendo. Los toldos cofre son aquellos que cuentan con un cajetín en el que se recoge el toldo, los brazos extensibles, el motor e incluso el herraje. Esto permite proteger todo el toldo frente a las inclemencias del tiempo o la degradación cuando no sea necesario su uso. Por tanto, son toldos cuya vida útil puede ser más prolongada.

Por otro lado, los toldos convencionales son aquellos en los que la mayoría de los elementos se encuentran descubiertos, es decir, toda la estructura del mismo y la lona quedan recogidos, pero expuesto a la intemperie, algo que no ocurre en los toldos con cofre. Es, por tanto, un tipo de toldo más susceptible de sufrir daños, por lo que su vida útil puede ser inferior.

Entonces, ¿es mejor un toldo cofre que un toldo convencional?

Con lo que acabamos de mostrar es normal que se piense que siempre será más interesante comprar un toldo con cofre dada la mayor protección que ofrece a toda la instalación. Pero lo cierto es que no siempre es así. Y es que es algo que depende de las propias características de la zona en la que va a ser instalado.

Si el toldo está protegido por un techo, por un muro o por un voladizo quizá sea una mejor opción los toldos convencional, ya que tienen como ventaja que resultan más económicos. En el caso de que el lugar de instalación no ofrezca ningún tipo de protección al toldo recomendamos la instalación de un toldo cofre para asegurarnos su durabilidad a largo plazo.

También es necesario tener en cuenta al elegir el toldo el tipo de tela más recomendable para las necesidades de la vivienda. Y es que también es un factor importante a analizar ya que el nivel de protección o los precios de los diferentes tipos de tela pueden ser muy variables. En cualquier caso ambos tipos de toldo pueden ser motorizados e incluso podemos instalarles sensores que detecten la lluvia o el viento para que se recojan de manera automática para evitar daños.

Como podemos apreciar, existen algunas diferencias y similitudes entre ambos tipos de toldos para terrazas, lo que hace que la decisión de comprar un tipo u otro a veces resulte complicada, aunque esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad.