Disfrutar de tu terraza o jardín todo el año, sin importar el tiempo es posible, el mundo del diseño de interiores nos ofrece un sin fin de opciones, para proteger nuestras terrazas o porches del clima, a veces tan inoportuno, qué nos fastidia nuestro plan de terraza en casa, sin previo aviso, por ello hoy vamos a hablar de las verandas.

Las verandas son cerramientos fijos, con los que lograremos abrir la vivienda o local hacia el exterior, ganando más espacio habitable., creando ambientes naturales y agradables, especialmente en los días más calurosos de verano.

Si nuestro espacio es un cerramiento acristalado o una terraza, el modelo ideal será el verastor-sky pérgola, siendo la solución más indicada para crear sombra. La instalación incluye un cofre, lo que aumentará además la durabilidad de nuestra instalación. El sistema se ubica por encima de los espacios acristalados, aportando, como ya mencionamos anteriormente, una gran protección solar y un aislamiento térmico, qué nos proporcionará un ahorro energético. Este sistema es indicado para espacios amplios, además, podemos añadir pies de aluminio, convirtiéndolo en un toldo horizontal.

En último lugar, tenemos un modelo perfecto para tanto cerramientos de terraza, como acristalados, se trata de modelo veran-sic. Se sitúa por encima de los acristalamiento, si los hubiera, o por encima del cerramiento, aportante una gran protección de la luz solar, y por tanto, también un aislamiento térmico. La instalación cuenta con un sistema de pistón a gas, lo que produce que la lona se tense, dándole una mayor durabilidad y fiabilidad, este sistema se encuentra ubicado en el interior de las guías, lo que asegura un correcto desplazamiento.

Además, el modelo veran-sic, se puede complementar con una estructura de aluminio, enfocado hacia instalaciones de toldo plano, añadiendo a las ventajas que ofrece este modelo, la incorporación de un sistema motorizado con cobre, protegiendo de una manera óptima nuestro sistema cuando este recogido.

Finalmente, ante la pregunta, ¿por qué invertir en un sistema más moderno de cerramientos?, la respuesta es que son más prácticos que los tradicionales sistemas de cerramientos acristalados, ya que los podremos recoger o poner cuando deseemos, disfrutando de la terraza como deseemos. Otro punto muy a favor de este tipo de cerramientos, es el aislamiento térmico qué nos aportan, los cerramientos de cristal aumentan mucho la temperatura, creando efecto “invernadero” , qué nos hará incómodo estar en la terraza en los días más calurosos, además suelen ser más caros y requieren un mantenimiento mayor.